MURIÓ EL PADRE JULIÁN ZINI.

Un revuelo de ponchos, o de polémicas o de discusiones, un revuelo a beneficio del pueblo, entre una Corrientes sacralizada y una Corrientes desconocida…ocultada. Eso era el padre Julián.

Un religioso que siendo miembro desde 1967 del Movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo, perseguido durante la última dictadura cívico militar, rechazó el exilio. Ese era Julián Gerónimo Zini.

Sus caminos eran los de la reconstrucción del hombre nuevo, transitados por la memoria colectiva, las antiguas tradiciones orales, los dolores de exilios, la lengua amordazada, la memoria de la sangre.

“No es lo mismo nacer en cualquier parte, ni es lo mismo saber que no saber”

Describió en sus poemas a todos: a hijos, a nietos, abuelos, bailarines, promeseros y chamameceros. Desde afuera y desde adentro de ellos mismos. Era tan auténtica su captación del correntino!!

Ordenado sacerdote en 1963 ,  fue consecutivamente cura párroco en las ciudades de Mercedes, Curuzú Cuatiá y Goya, Corrientes. En el último tiempo fue vicario episcopal para la Cultura del Obispado de Goya

Durante la década del ‘70, Zini formó su primer conjunto “Los Hijos del Pay Ubre” con José Ramón Frette, Carlitos Miño, Joaquín Sheridan y Julio Cáceres. Además, comenzó a investigar al chamamé y la religiosidad en la región. Este trabajo fue plasmado en libros como Camino al Chamamé”, “El árbol de nuestra identidad”, “Memoria de la Sangre”, “Ñandé Roga”, “La Pura y Limpia Mamá Ama de Itatí”, “La Cruz Gil”, “Ñandé Rekó”, “Pueblo Arandú” y “Chamamé un modo de ser”. Sus temas fueron muy populares en la década del ´80, especialmente a partir del grupo chamamecero “Los de Imaguaré”.

Su labor pastoral nunca estuvo aparte, ni paralela al cura musiquero, fue exactamente el evangelio mismo proyectado sobre la poesía y la música chamamecera.

“Me entran ganas de ser nomás quién soy”

Y quería que entendiéramos que ese ser uno mismo no significaba introspección, porque cuanto más consciente somos de nuestra identidad e idiosincrasia, mas podemos abrirnos a todos los horizontes …y proyectarnos.

 

—————————————————————————————————————-

Bajo el nombre “Historias del sembrador”, colegas y amigos del cura Zini comenzaron semanas atrás a trabajar en un documental que narra cómo nacieron sus más importantes obras musicales. El film cuenta con la realización del cineasta Facundo Vallejos.

 

 

 

Autor entrada: NORA POSSETTI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *